Innova Ocular - ICO Barcelona

Glaucoma Crónico

El peligro de ir perdiendo campo visual sin ser consciente durante mucho tiempo: la ceguera silenciosa.

Solicitar visita - Glaucoma - ICOftalmologia

¿En qué consiste el Glaucoma Crónico?

El Glaucoma crónico es una enfermedad del nervio óptico (neuropatía), que se caracteriza por la pérdida visual progresiva, que sigue un patrón característico (reducciones generalmente periféricas del campo visual), y que se refleja de forma objetiva con cambios en el aspecto del nervio óptico.

¿Se conocen las causas?

A pesar de considerarse una enfermedad multifactorial, provocada por múltiples causas, la más conocida y hasta el momento la única tratable es la elevación de la presión intraocular, la hipertensión ocular.

¿Qué síntomas produce?

El glaucoma crónico no produce síntomas perceptibles en el inicio de la enfermedad. A medida que la enfermedad progresa, los defectos del campo visual se hacen perceptibles, aumentando lentamente hasta que la visión central se ve afectada al final de la enfermedad. Paralelamente a la pérdida de campo visual o reojo, cuando el glaucoma esta avanzado en su evolución, el paciente presenta dificultad en la adaptación luminosa tanto a la oscuridad como a la inversa. Esto ocurre cuando el paciente pasa de un lugar oscuro a un lugar luminoso de forma brusca. Con estos cambios luminosos, el paciente glaucomatoso se siente cegado durante segundos.

¿Algunas personas tienen más riesgo de padecerlo?

La prevalencia del glaucoma aumenta con la edad, y si bien es importante tomar la presión intraocular a todos los pacientes, es especialmente  importante a partir de los 45 años.

El glaucoma es una enfermedad con una carga genética importante, y dado que hay muchos casos con distribución familiar, en importante descartar el glaucoma en todos aquellos familiares directos de los pacientes ya diagnosticados de glaucoma. En muchos casos aconsejamos estudios genéticos que determinen con mas precisión el riesgo que  puede padecer una familia y sus descendientes.

El Glaucoma es especialmente agresivo en los pacientes de raza negra, por lo que los controles en este tipo de etnia deberán ser mas exhaustivos.

¿Cómo se trata?

El tratamiento del glaucoma crónico es inicialmente médico y orientado a disminuir la presión intraocular. Los colirios pueden controlar la PIO en niveles adecuados y controlar la enfermedad durante años, pero si la presión no se controla adecuadamente, o los colirios no se toleran por presentar efectos secundarios sistémicos o locales, disponemos de técnicas láser o quirúrgicas que pueden controlar la PIO en los niveles seguros para cada paciente.

¿Se puede prevenir?

La prevención del glaucoma se consigue detectando los casos de riesgo, que mediante el control de la presión intraocular en los niveles deseados impidan el desarrollo de la enfermedad. Es por tanto de suma importancia detectar  a la población que padece hipertensión ocular (presión intraocular elevada) que, dejados a su merced, en el futuro desarrollarían glaucoma. Estos pacientes deben ser vigilados estrechamente y según cada caso y de forma individual decidir un tratamiento preventivo.

¿Puede ser grave?

El Glaucoma Crónico es una de las principales causas de ceguera irreversible en el mundo. Su detección, prevención y tratamiento adecuado frena y puede evitar, en la mayoría de los casos, la progresión a la ceguera.

Este sitio web usa cookies, lea nuestra politica de privacidad aquí
Política de cookies