Innova Ocular - ICO Barcelona

Sustancias que pueden dañar nuestros ojos

Si alguna sustancia afecta tus ojos, debes lavarlos con agua abundante durante 10 minutos.

05/02/2014


Los ojos son uno de los órganos más delicados del cuerpo humano y son muchos los peligros externos que podemos encontrarnos en nuestro día a día. Desde objetos hasta algunas sustancias químicas, de las que queremos hablaros y aconsejaros.

Pese a que existen diferentes grados, debemos tener en cuenta que pueden llegar a dañar nuestra salud visual, ya que pueden provocar una simple irritación, pero también puede acabar con una quemadura en la córnea.

Desde el portal Emedicinehealth, las substancias químicas alcalinas pueden penetrar mucho más y son más destructivas, incluso en pequeñas concentraciones. Atraviesan la córnea y pueden provocar catarata , glaucoma, uveítis, y hasta la destrucción completa del globo ocular. Los ácidos, por su parte, coagulan las proteínas de la córnea y por eso pueden penetrar menos. Por ese motivo, aunque puede ser muy grave, la lesión queda limitada a la córnea y a la conjuntiva. Pese a estos detalles ambos pueden provocar importantes problemas oculares.

Este tipo de sustancias se encuentran en diferentes productos que utilizamos cotidianamente, como artículos de limpieza y belleza. Así que es imprescindible que tengas mucha precaución y cuidado cuando los uses. Son sustancias como el hidróxido de amonio, de potasio, lejía, magnesio y cal, las encuentras en fertilizantes, amoniaco, limpiadores de drenaje y de horno, en el cemento.

Por otro lado los ácidos sulfúrico, clorhídrico, nítrico, acético, crómico y fluorhídrico se utilizan para elaborar vidrio, vinagre, quitaesmalte, baterías de automóviles, productos de limpieza. También existen algunas sustancias químicas que sólo causan irritación y malestar ocular como el detergente o el spray de pimienta que se utiliza en defensa propia.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, detallan que si alguna de estas sustancias afectan tus ojos, debes lavarlos con agua abundante durante 10 minutos, para diluir y eliminar por completo el producto. Aunque sea incómodo y doloroso, abre los párpados completamente bajo el agua para enjuagar bien tus ojos. Esta medida te ayudará a prevenir mayores complicaciones en tu salud visual como quemaduras o ceguera. Después de lavar bien tus ojos, acude con un especialista para que descarte el desarrollo de lesiones o algún daño en tu salud visual.

Este sitio web usa cookies, lea nuestra politica de privacidad aquí
Política de cookies