Innova Ocular - ICO Barcelona

Tengo miedo de no poder tener el ojo quieto durante la operación y que algo vaya mal.

Esa es una preocupación muy habitual. Desde la incorporación de los sistemas de seguimiento ocular del láser (eye tracker), inspirados en los seguimientos de misiles militares, ese problema ha desaparecido. El láser sigue el movimiento del ojo en todas las dimensiones y actúa independientemente de su posición dentro de un rango de desviación. Si el ojo se descentra por fuera de ese rango, el láser se para. El sistema de seguimiento del láser Amaris está reconocido por su extremada sensibilidad.

Tanto es así que en casos de nistagmo (vibración involuntaria de los ojos) podemos operar igual porque el láser es mucho más rápido que el movimiento nistágmico más severo.

Este sitio web usa cookies, lea nuestra politica de privacidad aquí
Política de cookies