Innova Ocular - ICO Barcelona

Diagnosticar a tiempo

Casos clínicos, un método idóneo para aprender medicina.

Gloria  tenía 4 años y estaba jugando con sus primos en el patio de su casa. Al primo de mayor  edad se le ocurrió la idea de jugar a taparse un ojo y acertar a tirar una pelotita dentro de un cubo. El papá de Gloria se alarmó al ver que su hija  era extremadamente torpe después de taparle el ojo derecho. Incluso se puso a llorar, cosa que no pasó cuando jugaron tapando el otro ojo. En pocos días se pudo iniciar el tratamiento de una ambliopía profunda, conocida coloquialmente como ojo vago o gandul, producida por un estrabismo de difícil detección: el microestrabismo.

El señor Gonzalo acababa de cumplir 41 años y, poco después de apagar las velas, uno de sus hermanos le comentó la conveniencia de visitar al oftalmólogo una vez al año a partir de los cuarenta. Aunque al principio le pareció innecesario acabó solicitando una visita. Gracias a ello se pudo diagnosticar una avanzada pérdida de campo visual, hasta entonces asintomática, en el contexto de un glaucoma crónico de ángulo abierto

La señora Carmen, una abuelita vivaracha e ingeniosa, llevaba varios días que encontraba dificultades en la lectura. Y no había cosa que a sus 72 años le gustara más que leer novela tras novela. Ella, que siempre había sido muy observadora y analizaba con precisión todo lo que se le presentaba, empezó a hacer pruebas. Cuál fue su sorpresa cuando al tapar su ojo izquierdo y mirar un cuadro del salón vio que el marco se estiraba y ondulaba en una de sus esquinas. A las pocos días el oftalmólogo celebraba el éxito tras haberle inyectado en el interior del ojo un nuevo fármaco antiproliferativo. Se trataba de una DMAE:degeneración macular relacionada con la edad. Y ese ojo pudo seguir leyendo durante muchos tiempo.

Muchas enfermedades oculares graves pueden ser tratadas con mayores probabilidades de éxito cuando son diagnosticadas tempranamente

El doctor Rovira, oftalmólogo reconocido en su ciudad,  tuvo la idea de enviar una carta a todos sus pacientes afectos de glaucoma, para recomendarles que acudieran con sus familiares más cercanos. De entre todos los pacientes que respondieron a su sugerencia, hubo seis familias que presentaron más de una persona glaucomatosa. Aunque nadie les pudo evitar el disgusto al conocer el diagnóstico, todos coincidieron en que era mejor saberlo  a tiempo e iniciar ya el tratamiento farmacológico hipotensor. Además se sometieron a un estudio genético familiar que ayudó en el conocimiento de la gravedad de cada caso.

El señor Santiago, diabético de 15 años de evolución desoía la indicación de su médico de familia de visitar al oftalmólogo para hacer un fondo de ojo de rutina. Como él notaba que veía bien, no le parecía necesario. La mañana de un domingo justo en el momento de levantarse de la cama, perdió de manera súbita la visión de un ojo.  Tuvo fortuna porque tras una operación pudo mantener una visión útil en ese ojo. Sin embargo nunca olvidará  que de haberse diagnosticado a tiempo la retinopatía diabética proliferativa, se hubiera prevenido aquella inquietante hemorragia vítrea.

La señorita Mercedes llevaba 6 años trabajando como secretaria. En los tres últimos, el dolor de cabeza  no le abandonaba, mejorándole sólo durante el fin de semana. Ella lo atribuía a la pantalla de ordenador aunque su madre siempre le decía que había heredado la migraña.  El rendimiento laboral se estaba resintiendo y la única solución aparente era incrementar el tratamiento con analgésicos. Finalmente un oftalmólogo dio con la solución. Era hipermétrope. Con sólo dos dioptrías en cada ojo resolvió su cefalea, volvió a disfrutar trabajando y reconoció que si hubiera consultado antes, las cosas hubieran sido muy diferentes.

¿Qué hemos aprendido?

Estas 6 breves historias son ejemplos de oftalmología preventiva y diagnóstico precoz. Muchas enfermedades oculares graves pueden ser tratadas con mayores probabilidades de éxito cuando son diagnosticadas tempranamente, permitiendo al oftalmólogo instaurar un tratamiento médico o realizar un abordaje quirúrgico.

Conozca cual es nuestro paciente ideal en relación con el diagnóstico temprano de muchas enfermedades oculares.

Este sitio web usa cookies, lea nuestra politica de privacidad aquí
Política de cookies