Innova Ocular - ICO Barcelona

Desprendimiento de retina

El diagnóstico temprano y la cirugía realizada por manos expertas son los dos factores principales para asegurar el mejor resultado.

¿Qué es el Desprendimiento de Retina?

La retina es la capa más interna de la mitad posterior del ojo. Un desprendimiento de retina es la separación de la retina de la siguiente capa, llamada coroides.

Es un problema visual grave que puede ocurrir a cualquier edad, aunque normalmente suele darse en individuos de edad media o en personas de la tercera edad. Suele ser más frecuente en personas que son miopes o en aquellos que han tenido anteriormente algún trastorno en la retina.

El Desprendimiento de Retina afecta a una de cada 10.000 personas al año.

¿Qué lo ocasiona?

La mayoría de los Desprendimientos de Retina son causados por la presencia de uno o más desgarros en la estructura de la retina.

En el interior del ojo, en la cavidad definida entre el cristalino y la retina,  se encuentra el cuerpo vítreo. El vítreo es un gel trasparente  que está ligeramente adherido a la retina en la mayoría de su superficie pero firmemente adherido en algunos puntos concretos. Una tracción del vítreo en esos puntos puede provocar un desgarro o un agujero en la retina.

El vítreo también sufre el paso del tiempo. Su ultraestructura se altera y se reduce su capacidad de retener agua, por lo que pierde volumen. Al no poder ocupar todo el espacio interior que le corresponde tiene que separarse de la retina: es el llamado Desprendimiento Vítreo Posterior. La mayoría de los desprendimientos de vítreo ocurren de forma natural con el envejecimiento en ojos sanos y no causan daño a la retina. Sin embargo en algunos pacientes sí aparecen roturas retinianas. En otros casos, como  en la miopía, un proceso inflamatorio o accidentes con traumatismo ocular, se puede producir el desprendimiento de vítreo de un modo más peligroso.

En estos casos en primer lugar se produce un desgarro en la retina, a través del cuál penetra el fluido del humor vítreo por debajo de la capa de los fotorreceptores, facilitando la separación de la retina y el posterior desprendimiento. La zona de retina que se ha desprendido no puede funcionar correctamente y producirá una zona de visión borrosa o de ceguera.

En ocasiones el desprendimiento vítreo provoca la rotura de un vaso retiniana y el vertido de sangre en la cavidad vítrea: es la llamada hemorragia vítrea.

Algunos Desprendimientos de Retina están causados por otras enfermedades oculares, tales como los tumores, inflamaciones severas o complicaciones de la diabetes. Estos son los llamados desprendimientos de  retina secundarios, en los cuáles no siempre existen desgarros o agujeros en la retina.

¿Qué síntomas produce el desprendimiento de retina?

El principio más característico es la percepción de puntos negros flotantes, comúnmente denominados “moscas volantes” (miodesopsias) y destellos de luz en su visión lateral (fotopsias).

En otros casos, los pacientes pueden notar directamente una ondulación o velo en su visión o la apariencia de una sombra en una zona lateral del campo visual (cortina oscura). El desarrollo de un Desprendimiento de Retina alcanzará la visión central y creará una pérdida significativa de visión si no se trata de forma rápida y eficaz.

Aunque muchas personas piensan lo contrario: la retina no duele. Así, todos estos procesos cursan sólo con síntomas visuales sin dolor ni molestias.

¿ Cómo se diagnostica el desprendimiento de Retina?

Una retina desprendida no se ve desde el exterior del ojo. En consecuencia, si se notan síntomas, debe consultarse con un oftalmólogo lo antes posible. El oftalmólogo examina de forma indolora y completa la retina y el resto de las estructuras internas del ojo, usando un instrumento llamado oftalmoscopio. Otros instrumentos diagnósticos especiales que se pueden usar incluyen lentes de contacto especiales, lámpara de hendidura, ecografía y tomografía de coherencia óptica (OCT)

¿Cómo se trata el desprendimiento de retina?

No existe ningún colirio y otro tipo de tratamiento farmacológico que cure el desprendimiento de retina.

En una fase inicial, si la retina está desgarrada y aún no se ha iniciado el  Desprendimiento de Retina, éste se puede prevenir mediante un tratamiento temprano con láser aplicado en la consulta. Es la llamada fotocoagulación retiniana. Una vez que la retina se ha desprendido, el único tratamiento son una serie de técnicas quirúrgicas que reaplican la retina .

Las maniobras quirúrgicas de las enfermedades de la retina se deben realizar por los Cirujanos de Retina, oftalmólogos especializados en retina y con suficiente capacitación quirúrgica. Es una subespecialidad compleja por la gran variedad de casos y por la sofisticación de los nuevos instrumentos y técnicas  operatorias.

¿Cómo podemos prevenir el desprendimiento de retina?

Es importante para personas con miopía o con familiares que hayan tenido desprendimiento de retina, realizar exámenes oculares periódicos por un Retinólogo para que se pueda lograr la detección temprana de los cambios en el vítreo o en la retina y así se puedan tratar las lesiones retinianas periféricas predisponentes con fotocoagulación láser argón.

También es importante la revisión del ojo contralateral en aquellas personas que ya han padecido desprendimiento de retina en un ojo.

Las lesiones presdisponentes son alteraciones que se observan en la retina periférica y sobre los que se conoce estadísticamente una relación con roturas retinianas que conducen al desprendimiento. El retinólogo es el máximo conocedor del grado de riesgo de cada una de las lesiones predisponentes para decidir la validez de su tratamiento con láser preventivo.

La aparición súbita de moscas volantes (miodesopsias) o una aumento brusco de las ya existentes, así como la aparición de destellos luminosos deben ser consultados rápidamente con su Oftalmólogo o con un Servicio de Urgencias Oftalmológicas.

¿El desprendimiento de retina puede conducir a la ceguera?

Más del 90% de los desprendimientos de retina se pueden curar, la mayoría en una sola operación, pero algunos requieren varias intervenciones. Gracias a las modernas técnicas microquirúrgicas y a la experiencia de los Cirujanos de Retina, cada vez son menos los casos que no pueden resolverse. Lamentablemente éstos ojos pueden perder la visión completamente.

Este sitio web usa cookies, lea nuestra politica de privacidad aquí
Política de cookies