Innova Ocular - ICO Barcelona

¿Notas la vista cansada tras volver de vacaciones?

¿sabías que con algunos ejercicios de salud ocular muy fáciles de realizar puedes disminuir de forma considerable estos síntomas?

16/09/2015

Al incorporarte de nuevo al trabajo has empezado a notar que te pican los ojos o que notas la vista cansada, pero ¿sabías que con algunos ejercicios de salud ocular muy fáciles de realizar puedes disminuir de forma considerable estos síntomas?

A la vuelta de vacaciones suele aumentar el riesgo de padecer fatiga ocular. Esta sintomatología es habitual en las personas que dedican muchas horas al día delante del ordenador o leyendo documentos con letra pequeña durante tiempos prolongados e iluminación mala o inapropiada. Puede aparecer picor de ojos, pesadez de párpados, sensación de arenilla, dolor de cabeza, disminución de la agudeza visual, etc. Síntomas que se engloban en el conocido síndrome visual del ordenador.

"Puede aparecer picor de ojos, pesadez de párpados, sensación de arenilla, dolor de cabeza, disminución de la agudeza visual, etc."

Para aliviar estos síntomas, te damos una serie de recomendaciones que te ayudarán a tener una correcta salud ocular:

  • Asegura una buena iluminación en la zona de trabajo. La iluminación es esencial para evitar el estrés visual, ya que normalmente regresamos a entornos cerrados y con una humedad relativa muy baja.
     
  • Utiliza gotas humectantes que son muy recomendables para evitar la evaporación de la lágrima.
     
  • Realiza pausas periódicas para que los ojos descansen del ordenador. Te recomendamos la regla del 20-20-20. Es decir, siempre que realices un trabajo prolongado de visión próxima retira la vista cada 20 minutos y enfoca, durante 20 segundos, un objeto lejano a unos 6 metros de distancia (20 pies).
     
  • Practica la técnica de relajación PALMING, un ejercicio muy sencillo que seguro agradecerás dedicarle unos minutos. Tápate los ojos con las palmas de las manos sin hacer ninguna presión, con los ojos cerrados, solamente ábrelos para comprobar que no entre nada de luz, y respira de forma lenta y profunda. Al cabo de 1 o 2 minutos los ojos se relajan. Para terminar, abre un poco los ojos, empieza a parpadear despacio hasta abrirlos completamente y, seguidamente, realiza varios parpadeos con vigor y energía. Parpadear descansa los ojos y los humedece.

Si transcurridos 15 o 20 días los síntomas no remiten es un buen momento para que realices una revisión oftalmológica.

 

 

 

 

DOO Carmen Aleson

Unidad de optometría clínica

Este sitio web usa cookies, lea nuestra politica de privacidad aquí
Política de cookies