Innova Ocular - ICO Barcelona

Glaucoma: Aprende a gestionar las emociones

Clara Duch: "Aprender a gestionar las emociones es crucial para un paciente con glaucoma"

07/04/2015

Entrevista a Clara Duch, Unidad de Atención Psicológica al Déficit Visual de ICO - HEDRA

El pasado 26 de marzo, de la mano de la especialista Clara Duch, tuvo lugar en ICO una interesante charla educativa a pacientes y familiares de glaucoma: "Psicología: cómo vivir con glaucoma". El objetivo era dar a conocer técnicas que ayudan a facilitar el proceso de adaptación y a gestionar mejor las emociones.

Buenos días Clara, ¿Qué acostumbra a sentir un paciente que ha sido diagnosticado con glaucoma? ¿Cómo suele reaccionar?

Aunque cada persona tiene su forma particular de sentir y reaccionar ante un diagnóstico de glaucoma, el hecho de poder sufrir una disminución de las capacidades visuales genera un alto nivel de estrés e incertidumbre. Si el diagnóstico viene, además, acompañado por una pérdida de visión, resulta un drama tanto para el afectado como para su familia.

La reacción del paciente se ve influenciada por una serie de factores como son la edad, su carácter, su entorno familiar y social, etc. Por supuesto, también influye el grado de pérdida de visión y el ritmo de la pérdida, esto es, si ha sido de repente o si es progresiva.

¿Con qué se enfrenta el paciente?

En el caso de pérdida visual, la persona se enfrenta a un cambio importante que afecta a todos los planos de su vida: personal, familiar, social, laboral... A nivel laboral, el puesto de trabajo se ve comprometido. Aparecen impedimentos para la movilidad, angustia a salir de casa, miedo a cruzar la calle; así como dificultades de acceso a la información o para realizar las tareas cotidianas. Todo ello exige un gran esfuerzo de adaptación, requiere construir un nuevo mapa por el que poder transitar.

¿Por qué una persona con glaucoma necesita aprender a gestionar sus emociones?

Porque es la base para afrontar el temor y la angustia a una posible pérdida de visión o, en el caso de que esta ya se haya producido, superar el  shock emocional. Por otro lado, aprender a gestionar las emociones es crucial para que la persona pueda asumir la nueva situación que se le presenta y se decida a hacer algo al respecto, como por ejemplo, iniciar una rehabilitación que le permita aprovechar al máximo su resto visual.

¿Cuándo acude un paciente al psicólogo?

Los motivos de consulta pueden ser muy variados dependiendo de cada situación y del grado de pérdida de visión. Sin embargo, en la mayor parte de los casos la motivación principal de solicitar ayuda psicológica tiene que ver con el malestar emocional del afectado que, en ocasiones, se presenta con síntomas de ansiedad y/o depresión. También hay casos en los que el paciente necesita compartir su situación con alguien externo a su medio familiar-social ya que se siente menos condicionado para expresarse emocionalmente. Finalmente, hay personas que acuden con la pareja o con su entorno familiar inmediato buscando apoyo y asesoramiento para afrontar conjuntamente la situación.

¿Cuáles son las preocupaciones más frecuentes que te transmiten los pacientes?

Las preocupaciones más frecuentes en un paciente que puede perder la visión o que ya la ha perdido, tienen que ver con cómo se verá afectada su calidad de vida, cómo se podrá desplazar, cómo se ganará la vida en adelante, de qué ayudas podrá disponer, etc. Por este motivo, es muy importante que este tipo de pacientes estén muy bien informados, tanto por el médico como por los responsables sanitarios de su situación y sus posibilidades.

Por otro lado, y al margen de las ayudas médicas, las asociaciones de afectados proporcionan información de tipo administrativo, rehabilitación personal, así como formación y apoyo para la integración laboral y social del afectado. Tanto las técnicas de rehabilitación como el apoyo psicológico resultan fundamentales para conseguir una plena adaptación del afectado a su nueva situación.

¿Cuáles son las herramientas que pueden ayudar a conseguir una buena gestión emocional?

Una herramienta básica para emprender el camino de la gestión emocional es la capacidad para atender a los propios procesos internos (emocionales, cognitivos y fisiológicos) de forma consciente e intencionada sin participar directamente de ellos, esto es, como un observador que no juzga ni interviene, solo atiende. Esta capacidad, conocida como atención plena o mindfulness se puede entrenar y desarrollar.

Este sitio web usa cookies, lea nuestra politica de privacidad aquí
Política de cookies